Protege el cabello de las agresiones diarias, recupera y elimina las puntas abiertas. Cuenta con 3 modos de uso: Como un primer antes del champú; como potenciador de la hidratación entre el champú y el acondicionador o mascarilla; y como acabado, después de pre-lavado o cepillado.